XanGo el Jugo de la Fruta Entera del Mangostán


Testimonio de Spencer Hoffmann

Posted in Testimonios por Carlos González Nogueda en julio 10, 2009

Y estos resultados nos alientan a seguir adelante en un círculo vicioso positivo ¿existe? cuyo límite para mí, por ahora, son las estrellas. ¿Cuál es el suyo? Spencer Hoffmann

4 comentarios to 'Testimonio de Spencer Hoffmann'

Subscribe to comments with RSS o TrackBack to 'Testimonio de Spencer Hoffmann'.

  1. mangostan said,

    Hola!!! Les comparto este mail por que es un testimonio extraordianrio de XanGo y de vida!!! Spnser tiene 19 años, hace tres años sufrió una embolia que le cambió la vida. Hace 2 meses entró a XanGo y este mes va a calificar 5K. Su crecimiento ha sido extraordinario para mi por que cada martes que yo doy el plan en el WTC llega Spenser con mucha gente y SIEMPRE al final firma gente a su red. Hace poco yo le pregunté a Rodrigo Villegas, uno de sus uplines, que como le hacía Spenser para que nadie lo dejara plantado y su repuesta fue “si lo dejan plantado, lo que pasa es que cada día invita a 10 o 15 personas”. Y si, así es Spenser, una persona que no se deja vencer por nada. Tiene tan claras sus metas que nada lo detiene. Espero que esto les inspire tato como me ha inspirado a mi, Con cariño, Viky Merino Esto es lo que él escribió: Yo siempre me preocupé y temía perder a alguien querido, de hecho yo creo que mucha gente tiene este temor, pero nunca piensan que de un segundo al otro el que puede perder la vida es uno mismo. Un miércoles como cualquier otro sufrí una embolia, de un segundo al otro sentí que me iba a desmayar, dejé de ver como si me hubieran apagado la tele y perdí la sensibilidad de la mitad de mi cuerpo derecho y poco a poco fui perdiendo la noción del tiempo y el espacio. Tengo algunos recuerdos, para mí fueron como si estuviera soñando y despertando pero mi hermana que todo el tiempo estuvo conmigo me recuerda que sí fueron ciertos, que sí fue real, que estoy vivo no por un milagro sino porque el mundo todavía tiene que escuchar de mí y yo de él. Otra hermana (esque tengo 4 ☺) me dijo que los talentos y las virtudes son el regalo que nos da el mundo y lo que hagamos con ellos es el regalo que nosotros le damos al mundo. Mi regalo hace 3 años fue despertar después de haber sido operado de la embolia y darme cuenta que el joven con límites, con barreras, con sueños que pensaba imposibles, con miedos y con inseguridades había muerto. Enfrente de mí tenía a la vida sonriéndome, toda para mí, igual que antes, solamente que esta vez yo sí le sonreía de vuelta. Perdí una parte de mi campo visual (me pueden pintar el dedo y yo ni en cuenta jajaja), pero mi visión aumentó muchísimo. Me di cuenta de cómo 16 años había vivido cubierto por los miedos de otras personas que con el tiempo se habían vuelto míos y peor aún, cómo yo le había empezado a transmitir esos miedos a toda la gente a mi alrededro. Desde ese momento me di cuenta que el miedo a la muerte es el miedo a la vida, uno nunca sabe cuándo va a llegar, puede llegar en cualquier momento y eso hace que preocuparse por ella sea perder el tiempo en algo que está fuera de nuestras manos. Con muerte no solamente me refiero a la muerte física, sino a perder algo que nosotros tomamos por valioso. Yo creo que ese miedo es lo que hace que una persona no pueda entregarse completamente a amar a alguien, que hace que mucha gente no pueda ayudar a otras personas y peor aún, no se ayuden a sí mismos, que eleva el ego de las personas y las hace pelear por cosas falsas y en vano. Es el miedo que impide que la gente realmente viva, que levante la cabeza, mire al cielo y tenga la seguridad y la convicción en su corazón que todos sus sueños son posibles, que la vida está ahí para eso, para soñar, amar y demostrarle al mundo que nada es imposible. Sé que para hacer un cambio en nuestras vidas se necesita hacer tres cosas como alguien muy sabio una vez me dijo: “Primero siente profundo, luego piensa elevado y finalmente actúa resuelto.” Yo necesité una embolia para realmente darme cuenta y doy gracias que haya sido a los 16 años. Veo que mucha gente a mi alrededor también pudo aprender de mi experiencia y saber que esas personas realmente empiezan a vivir conmigo me llena el corazón. Para mí vivir es dos cosas: saber dejar morir y vivir las oportunidades (no sólo tomarlas) como si fuera nuestro último día. Cuando por un momento todo pierde importancia menos el momento estamos vivos por ese momento. A mí me encanta darme cuenta de esto y mucho más encontrarme con gente que siente y piensa igual que yo. Muchas de esas personas increíblemente me las he topado en Xango, la razón es muy simple: tienen un sueño que saben que van a alcanzar y se dedican a lo mismo que yo; a disfrutar cada paso en el divertido camino, a apoyarnos los unos a los otros y a sonreírle de lleno a la vida. Más que mucho dinero, más que una oportunidad Xango me ha dado amigos, gente que sé que va a estar conmigo, cuánto tiempo, no importa, el que sea necesario. Yo estoy convencido de que a todo el mundo se le presentan oportunidades y que la única diferencia entre la gente exitosa y grandiosa y la gente fracasada y frustrada es que unos tienen la capacidad de observarlas, de darse cuenta que la oportunidad de sus vidas está enfrente y la abrazan sin más ni menos sin pensar en el “posible” fracaso y las otras se quedan en su mundo ahogado de trabas mentales, de traumas sociales, de sueños truncados y por ellos mismos imposibilitados. Yo sé que el límite de todo ser humano es su pensamiento y mi pensamiento se queda corto en el 1X. Sin embargo ahorita disfruto que este mi segundo mes en Xango seré 5K y que seguiré disfrutando del proceso de volverme millonario, de hacer mis sueños realidad, y ayudarle a la gente que quiere a alcanzar los suyos. Lamentablemente no toda la gente se quiere dar cuenta qué fácil la tiene con Xango, que es una oportunidad única y para todos. Pero afortunadamente estamos los que no solamente damos el primer paso de entrar en Xango sino que vamos viendo resultados día con día porque tomamos la decisión con toda la convicción y determinación de que estamos en el lugar correcto y vamos a ser los mejores porque no hay de otra, porque la vida nos puso a Xango enfrente como un motor que vamos a explotar al máximo. Y estos resultados nos alientan a seguir adelante en un círculo vicioso positivo ¿existe? cuyo límite para mí, por ahora, son las estrellas. ¿Cuál es el suyo? Spencer Hoffmann

  2. Alexandra R said,

    Rodrigo Villegas me estafo con su producto que no sirve y no se vende

  3. miguel said,

    Coincido con el comentario de Alexandra R. Xango es un producto que no se venda tan facil cómo te dicen, es muy caro y la gente ya esta harta de este tipo de engaños y mentiras de que te vas a hacer rico, aquí en Puebla empezaron en Enero con un grupo de Iuvare en dónde los primeros días ya no cabía la gente y ahora vas y está completamente vacío solo uno o dos victimas más dispuestas a ser engañados, lo peor es que ya no te dan la cara como al principio.
    Por otro lado enta uno a mercado libre y está saturado de Pseudodistribuidores que ofrecen la botella de Xango en menos de $200.- cuando e costo es de más de $350.- mi pregunta es ya hay Piratería o a quien quieren perjudicar, porque estos pseudodistribuidores no creo que estne dispuestos a perder regalando el producto de esa manera

  4. Macarena Villarreal said,

    Estoy fascinada con el crecimiento, con la mejora de salud y con los resultados que he tenido respecto a la industria y al producto. De verdad estoy impactada cómo puede haber gente que hable mal a cerca de esto. Sólo me lo puedo explicar de dos formas: la primera es que no les funcionó a a ustedes el negocio porque no lo supieron hacer lo cual es por falta de compromiso y la segunda es que ni siquiera tienen idea de lo que es esto y hablan por una experiencia ajena (No porque mi amigo no se pudo graduar como ingeniero significa que la ingeniería es una porquería y las universidades apestan). En la vida hay siempre dos tipos de personas, los que ven las cosas buenas y positivas y los que no, y por eso también hay gente exitosa y gente que fracasa, no solamente en esta industria sino en todos los aspectos de la vida. Si uno es exitoso es exitoso en todos lados, si uno es de los que fracasan, lo hace en todos lados. Yo por mi parte sigo encantada, por todo lo bueno que este negocio, que el sistema IUVARE y por todo lo que me da toda la gente que me rodea.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: