XanGo el Jugo de la Fruta Entera del Mangostán


Alergia a Nada

Posted in Testimonios por Carlos González Nogueda en mayo 25, 2006

Carlos Emiliano González Aragón es mi segundo hijo, a los que somos padres no necesito expresarles los maravillosos sentimientos que me hace vivir. Resulta que Carlitos al igual que mi hermana Adriana resultó ser alérgico a ciertos ambientes semitropicales. Varios factores como el clima, el pasto,  actividades con cambios bruscos de temperatura, … Nunca detectamos algo específico que está en Jonacatepec, Morelos y que a el le ocasionaba una reacción alérgica. Desde que era Bebé tuvimos que espaciar los viajes para allá, y limitar su duración porque después de  estancias prolongadas comenzaba con urticaria y acababa con problemas respitarorios similares a una gripa e incluso espasmos bronquiales que estuvieron a punto de llevarlo al hospital. Esta situación se prolongó hasta que cumplió dos años, fue entonces que acudimos con el Dr. Ernesto Onuma Takane, 55531-3010, 55531-3011 Mocel Alergólogo Inmunólogo miembro del Comité Académico de Inmunología e Inmunodeficiencias del Colegio Mexicano de Pediatras Especialistas en Inmunología Clínica y Alérgica. El Dr. Onuma le puso en la espalda dos placas con más de 80 reactivos que incluían polen de varios pastos, huevo, lácteos, chocolate… Afortunada o desafortunadamente no resultó alérgico a nada. Ante esa situación el tratamiento consistió en la inoculación subcutánea de bacterias atenuadas dos veces a la semana, para favorecer su sistema inmunológico. El valiente Carlos aguantó una inyección en el hombro durante los siguientes DOS AÑOS y eso mejoró sensiblemente sus defensas. A últimas fechas ya aguantaba tres o cuatro días en Jonacatepec antes de volver a la dermatitis y los ronquidos terribles por la noche. A partir del 20 de marzo, Carlitos como todos en la familia comenzamos a beber una onza al día del Jugo de la Fruta Entera del Mangostán XanGo. Llegó la Semana Santa y Liliana se fué con Jimena y Carlos a Jonacatepec desde el 7 y hasta el 21 de abril. Iba preparada con una bolsa de medicamentos que incluía Singulair, Plumivent, Unamol, Azantac y el nebulizador. Sorprendentemente se quedaron el la misma bolsa. Carlitos bebió XanGo, corrió en el pasto descalzo, nadó, jugó hasta la madrugada, paseó con sus perros, caminó por el pueblo. ¡Hizo de todo! ¡Ya no se enfermó!. Nada de dermatitis, nada de espasmos, nada de enfermedad.I ncluso la mejoría fue tal, que en la siguiente consulta, el doctor bajó la dosis a sólo una inyección a la semana. Por supuesto, estoy obsecionado promoviendo el consumo de XanGo entre la gente que quiero. Así de simple. Carlos González Nogueda Distribuidor XanGo 2756448 Sierra Guadarrama 85-1 Col. Lomas de Chapultepec, México, D.F. CP 110105540-7861, 5540-7190 directo 5202-0845 Celular 0445521107528 carlos@mangostan.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: